Ironman

Docenas de blogs habrán titulado Ironman a alguno de sus últimos posts. Pero me atrevería a decir que todos ellos hablan del reciente estreno de la película basada en el cómic de Marvel. Desde aquí estamos ya acostumbrados a escribir contracorriente muchas veces, así que yo no voy a hablar de ese Ironman. Es más, ¡Reniego de él! ¡Yo soy el verdadero IronMan!

Wordreference lo dice bien claro.
Iron: (para la ropa) plancha
Man: hombre, varón
luego Ironman es el hombre plancha. ¡Y en ese es en quien yo me he convertido!


Parece mentira la cantidad de ropa que acaba usando una persona a lo largo de una semana. Si la apilas toda es un montón considerable. Y aunque no tardas nada en cogerla del tendedero y ponerla sobre la mesa, el quitarla de la mesa y ponerla en orden planchadita puede llevarte días enteros. Ayer me planché unas 8 camisetas, dos camisas, un traje, algún que otro calzoncillo (que estaba más arrugado que la axila de marujita) un par de pantalones, dos sábanas, toallas y no sé cuantas cosas más. Empecé a eso de las 12:30 y lo dejé (aún quedan camisas, principalmente) a eso de las 0:30.

Flipo con la cantidad de tiempo que te quita la plancha, la de misterios que tiene y el calorcito que dá. Y sufro por el dolor de cuello que se me pone, porque la tabla me queda bajita, pero sufro mucho más por lo efímero de la ropa planchada. Simplemente el meter la percha en el armario puede provocar una arruga como la falla de San Andrés.
Pero he de reconocer que es una de las tareas domésticas que menos me cuesta hacer y cada vez voy pillando más práctica.
¿Me dejarán hacer un cameo en Ironman 2?

PD.- Con la plancha de cocinar también he hecho mis pinitos, y le he pillado el punto a la verdura y las hamburguesas...

8 comentamientos:

Disquete Enmascarado dijo...

Ironman, Ironman, plancha como el que más.

Las camisas que se arrugan al entrar en el armario fueron decretadas a un campo de reeducación en Siberia y ahora ocupan su lugar unas camisas Easy Iron pilladas de oferta. Gran invento, oiga.

Black Hole dijo...

En el mundo de las planchas malvadas, un detalle es decisivo...

Cuando la lavadora veas acabar, vuela cual cigüeña a sacar la ropa y tenderla bien estirada y... ¡las arrugas menos serán! O_O

Patch dijo...

¡Paridad ya! Queremos ver cómo hay reparto de tareas en tu hogar!!

Ucedaman dijo...

Si te sirve, el domingo mientras mi lado femenino planchaba, mi lado másculino veía la fórmula uno...

Mangamoncio dijo...

Yo intenté planchar mi ropa una vez. Ahora, me dedico a pasar la aspiradora y a limpiar el polvo...

Slim Ficky dijo...

Tío, te planchas los calzoncillos? Reconócelo: tú planchas por gusto, no por obligación.

Brie dijo...

Lo primero que dejarás de planchar serán los calzoncillos, ya lo verás. Luego vendrán las sábanas y las toallas... la fiebre planchil tiene cura :D

applewhat dijo...

Pero que leen mis ojos!! Te planchas los gayumbos!!?? Eso es de afeminados!!

Anda que no hay que tener la huevada delicada para apreciar unos calzoncillos planchados...

Y las sábanas y las toallas? Te has parado a pensar en cuanto tardan en arrugarse de nuevo? Lo tuyo es masoquismo!