Barcelona, capital gafapasta

Ya está aquí la primavera, y qué mejor ciudad para darla la bienvenida que Barcelona. En las once horas que hoy he pasado allí, me ha dado tiempo a currar por la mañana y currar medio rato por la tarde. Y en los intervalos entre todas estas actividades, he podido coger el tranvía a Cornellá, el Rodalíes de vuelta a la Capital, dar un paseo más que breve por el Passeig de Gracia, recorrer unos metros por las ramblas (según los especímenes vistos, era la rambla de los pájaros) y tomarme una cervecita con HH, que ha sido un anfitrión excelente y me ha mareado por unas callecitas la mar de chulas por el barri gotic.

Así que en lo que se deciden si mi vuelo se retrasa o no (debería estar dentro ya, porque salgo supuestamente en 10 minutos) pues aprovecho para sacar mi portátil y aparentar que soy un tio importante, cuando en realidad estoy escribiendo tontás para el blog.

A lo que voy, que Barcelona es guay. Era mi ciudad favorita hasta que fui a Londres (y ahora está en segunda posición empatada con Berlín) y aunque ya hace seis años de mi última visita, todo sigue en su sitio «actualización: a seis minutos del despegue previsto están saliendo los ocupantes del vuelo anterior de mi avión, así que aunque no lo hayan retrasado oficialmente no salgo a mi hora ni de broma».
Bueno, que pierdo el hilo otra vez. Decía que Barcelona es como si la calle Fuencarral de Madrid se extendiera durante varias manzanas. Y a cada paso te vas cruzando con gente pintoresca, toneladas de extranjeras que enseñan a sus ombligos las bondades del sol mediterraneo y hombres con peinados de maniquí, ropas de maniquí y maneras de mariquí.


El topicazo es decir que Barcelona es cosmopolita (¡cero sesenta!), pero no es cosmopolita, es gafapasta. En Madrid nunca llenarían la gran vía con carteles del Salón del cómic, ni dedicarían una plaza a George Orwell, ni pondrían una figura de una langosta de Mariscal presidiendo el paseo marítimo (o en un puente en el manzanares, que es lo más parecido...).
Lo único que sé es que es una lástima que el viaje sea por curro, porque esto es poner la miel en los labios. Pero volveré... espero...
«eso si me dejan, aunque creo que ya embarco...»

Nota definitiva: Una hora y diez de retraso, pero me regalan un billete Barcelona-Madrid gratis...

2 comentamientos:

Black Hole dijo...

Comparto opinión entre Barcelona y Madrid...

Jopelines, a ti te regalan viajes... a mi no me regalan nada :/ Se nota ya quien tiene poder y quien no xD

* dijo...

Yo no he estado nunca (y no por falta de ganas...) pero en septiembre por fin iré... Porque tenemos entradas para Police!!!!!!!! :-D (costó, costó, pero se consiguió ;)

Así que nada, ya te diré mi opinión dentro de muchos meses (no, yo tampoco creo que supere a Londres en mi pódium... jeje)

PD: que si no tiés ná que hacer con el billete "de gratis", yo acepto barco como animal barcelonés, eh?