El honor

Igual es porque llevo un mes leyéndome una guía de Japón y tengo ya el chip más para allá que para acá, pero hay una cosa que les caracteriza y de desde mi punto de vista hace admirable al pueblo tradicional nipón: Su sentido del honor. Un japonés prefiere la muerte a vivir con deshonor. Los samurais que en el campo de batalla no demostraban su valía o que en algún otro aspecto de la vida no estaban a la altura cometían Seppukku, el suicidio ritual. Teniendo la precaución de que alguien a su lado les cortase la cabeza antes de poder emitir un quejido que hiciera su muerte no honrosa.

Parece que el mar que rodea el archipiélago Japones es demasiado profundo para dejar que el concepto de honor saliera en su totalidad, porque al menos lo que se suele ver en territorios occidentales como en el que nos encontramos suele ser un variante muy descafeinada. y eso si es que existe.


Hoy que es un día en el que Penélope Cruz debería copar las portadas de todos los medios por ser la primera española con un Oscar, ha quedado eclipsada por el seppukku político del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Una lástima para la pobre Pene, pero por desgracia en este pais es MUY noticia que un cargo público asuma responsabilidades como lo ha hecho el señor Bermejo. Este no es un blog de política, así que no voy a entrar a si había razones o no para que se fuera, me quedo con el hecho de que, cuando su imagen restaba más que sumaba, se ha (o le han) apartado de su cargo.

Si todo el mundo siguiera este criterio, más de la mitad de los dirigentes de gobiernos, ayuntamientos y autonomías estarían engrosando las colas de Inem. Y no es así, vivimos en un país con un sistema político basado en el "Tú lo hiciste primero", en el que día sí día también aparecen noticias de gente aprovechándose de su posición para su beneficio o el de los suyos. Señores políticos, tengan un poco de sentido del honor, y cuando sientan la duda razonable sobre sus cabezas, retirense a tiempo. No es necesario estar imputado o incluso condenado a prisión para admitir cuando uno la caga.

6 comentamientos:

Black Hole dijo...

Y sino tendríamos que hacer que ellos tomaran consciencia de sus errores haciendo cosas como en la revolución francesa...

laodiseadebronte dijo...

Siempre he pensado que el honor de los políticos se va diluyendo a medida que van creciendo en su carrera política... Estoy segura de que al principio todo son ideales, y que poco a poco se les tuerce el chip que tienen en el cerebro.
Es lo que tú dices: Siempre hay alguien que lo ha hecho primero, y en vez de darnos vergüenza, seguimos su ejemplo.

Altea dijo...

Estoy de acuerdo,pero puntualizo. De Inem nada, que sigue como diputado. Lo dicho, descafeinado.

Brie dijo...

pues anda que no ha tardao!!! me apunto a eso de la revolución :D

sorrimus dijo...

Bueno, a Bermejo le han echado, más que el que se haya ido él por su propio pie. Este de honorable tiene poco.
Oye tío... ¿te vas a Japón?
¡Tráeme Transformers! jajajaja.

Ucedaman dijo...

Una de respuestas:

@Black Hole:
No te falta razón. En las encuestas ninguno llega al aprobado, pero en las elecciones les votan millones de personas...

@Brontë:
¡Qué ilusión verte por aquí! Bienvenida.
Ojalá un día nos hagan caso y se empiece a hacer política desde 0

@Altea:
Muchos en el Inem trabajan más que nuestros diputados :D

@Brie:
Pues ha tardado menos que Maleni, o que Trillo...

@Sorrimus.
También me vale. A más de uno le deberían haber echado y todavía sigue ahí en su cargo...
Y sí, dentro de apenas de un mes estoy en Japón. Ya os pasaré la lista de la compra...