Ayer allí, mañana allá

free music


¡Ya estoy de vuelta de las tierras escocesas! Ayer a última hora llegué a Barajas, y con un poco de suerte mi maleta lo hará en los próximos días. Si resulta que no llega habré perdido un montón de ropa sucia (¡Mis maravillosas camisetas frikis! ó_ò), y casi todos los regalos que traía.
Afortunadamenete, conmigo en cabina venía mi Kilt y todas las experiencias nuevas que he coleccionado en el viaje. Por enumerar unas pocas, conducir por la izquierda, ir al baño en un avión, dormir en una antigua iglesia o cruzar el paralelo 55.

Ahora lo que tocaría sería sentarse a descansar y saborear todo lo vivido narrandolo familiares, amigos y conocidos, pero en realidad lo que pasa es que en ocho horas estoy de nuevo saliendo a la carretera a un sitio verde y lluvioso en el que hablan raro y tocan la gaita. Esta vez no es Escocia, sino Galicia. Igual que la semana pasada me fui el jueves después del 15 a la semana grande, este año los mismos protagonistas vamos a conocer tierras compostelanas. A beber Albariño y comer tetilla.

Así que como ya habrá tiempo de subir fotos, contar peripecias y daros envidia, (Me estoy ganando el infierno con este blog) por ahora me limito a colgar un par de instantáneas y a despedirme hasta el domingo o el lunes, dependiendo de lo hecho migas que regrese das terras galegas.




3 comentamientos:

Black Hole dijo...

¿Dormir en una iglesia? o.O

hh dijo...

Genial ese Nessie. Lo de dormir en una Iglesia creo que lo hemos hecho todos (vaya rollos de sermón que sueltan... deberían constituirlos en terapia).

Paranoid dijo...

Puf, yo no podría. Si paso mucho rato en una iglesia, me empiezan a salir ampollas, humear la piel y si no hago caso de los sintomas, acabo sufriendo de combustión espontánea :-D