De vuelta a la vida

Una vez superado el peor lunes de la historia (en lo que a superar el fin de semana se refiere) se podría decir que ya estoy de nuevo en las vías que me conducen a través de la rutina diaria. De las vacaciones me quedo con la parte que va desde el primero de los minutos hasta el ultimísimo. La verdad es que hacía tiempo que no tenía esta sensación de haber vivido tan intensamente y mucho menos durante un periodo tan largo.

Qué os puedo contar así en rápido... Pues que en los seis días por Escocia todo salió casi a pedir de boca. Los días en ciudad el tiempo nos dio cuartelillo salvo el último en Edimburgo que hubo lo que allí llaman "Showers" que traducido al español es "mierda-de-chaparrón-justo-ahora-que-acababa-de-lavar-el-coche". Los dos días por las Highlands estuvieron repletos de "Mira que bonito", "Hala que pasada" y "No te arrimes tanto a la izquierda que nos la vamos a dar". Y por supuesto de "Que manera de llover". Pero no lo digo como una pega, estoy seguro que tanta montañuca en seco no tiene ni la mitad de encanto.

Aquí, el capital que me queda tras las vacaciones

De los cuatro días por Santiago. Pues otra auténtica pasada. Entre las ganas de fiesta que llevábamos y lo bien que nos anfitrionó (¿eso existe?) Cinéfila y el resto del Comando G (G de Galicia, claro) disfrutamos como nunca. Y Santiago como ciudad una maravilla. Del estilo de la ya bien conocida Salamanca, solo que más lejos y con el encanto de la gente de todas partes que la visita. ¡Y eso que no hemos ido en época universitaria!
Además, como la vimos por la mañana, por la tarde y por la noche la disfrutamos infinitamente más. Yo creo que en esta época que vivimos en la que es más barato volar que ir en taxi al aeropuerto, se sucederán más visitas a la capital compostelana. ¡Y no descarto lo de ir andando!

Lo chungo es volver a la realidad, al trabajo del que ya te habías olvidado y que ahora no puedes evitar ver con otros ojos. Una vision nublada por lo bien que se vive por las latitudes visitadas, por los sueños que un día se descartó cumplir pero que se resisten a abandonarme, por la relación hipoteca/nómina...
Como todos los Septiembres se acerca la época de hacer borrón y cuenta nueva, y me da que este año va a costar bastante.

6 comentamientos:

Black Hole dijo...

Pon en tu escritorio (el del trabajo, el de verdad, vamos :P) unas cuantas fotos de esta temporada. Parece que no, pero acaba animando para los malos momentos.

Mangamoncio dijo...

Ánimo, amigo Ucedaman. Las vacaciones siempre regresan, tarde o temprano...

Ucedaman dijo...

Por desgracia, regresan más tarde que temprano...

Y sobre lo de las fotos en el escritorio... No sé si es buena idea (por aquello de la morriña), pero a peor no puede ir la cosa.

Drizzt dijo...

No no, fondos de escritorio no... o verás como tus compañeros te quieren asesinar por envidia... jejeje

Ucedaman dijo...

No te preocupes Drizzt, lo de asesinarme por envidia lo tenían planeado de antes. (Dios, que pedante ha sonado eso...)

Cinéfila dijo...

Te anfitrioné