Touroperando

Ya estoy a menos de 48 horas de despegar de Madrid por sexta vez en dos meses -aunque esta vez por ocio, ya os contaré mañana- y ando con la inquietud viajera en el cuerpo. Repasando mentalmente lo que tengo que coger, lo que tengo que dejar, lo que tendré que sacrificar a la vuelta para que me quepan las toneladas de Souvenirs en la maleta...
Solo me queda enganchar una guía de viaje y enterarme de qué es lo que voy a ver con un poco de antelación. Porque entre pitos y flautas el lado turístico del viaje lo he dejado superabandonado, y la verdad es que en el logístico tampoco es que haya puesto demasiado empeño, no creais...

Sin embargo llevo toda la tarde organizando viajes en avión y en tren sobre todo, aunque alguno también en autobús. Y centrándome también en el transporte de mercancías, que al fin y al cabo es lo que da dinero.
Jejeje... Ahora que ya he conseguido que os esteis preguntando de qué leches hablo os lo diré más claro. He estado jugando al Transport Tycoon.

Como podeis ver en el link a la wikipedia, el TT es un juegazo del 1994 de aquellos en los que, como graficamente se estaba tan limitado, se potenció muchísimo la jugabilidad, consiguiendo un juego simple y extremádamente adictivo. Como con el Heroes of Might & Magic.
La temática es simple, dado un mapa lleno de ciudades e industrias, has de conseguir una empresa de transportes productiva. Se pueden cosntruir carreteras, ferrocarriles, puertos y aeropuertos. Los vehículos se van renovando a lo largo del tiempo (se juega de 1930 al 2050) y puedes configurar el nivel de la competencia y de fluctuación económica.
Además, puedes jugar en un escenario de zona templada, de montaña o tropical, con lo que las mercancías cambian. ¡E incluso puedes hacerte rico transportando algodón de azucar en el mundo de la golosina!

El problema es que a veces te lías a poner vías y pierdes el norte.
(Click para ampliar)

Pese a ser un juego de simulación, el ritmo es apasionante. Has de ser rápido construyendo si quieres aprovechar las subvenciones propuestas y siempre tienes algo que hacer. Desde descongestionar un aeropuerto a sustituir el autobús al que le ha caido el Ovni encima.
Desde que me lo descubrieron hará unos ocho años, cada cierto tiempo me lo reinstalo y me vuelvo a enganchar. Prácticamente no ocupa nada y garantiza horas y horas de vicio puro. Personalmente os lo recomiendo, y si necesitais un consultor en transportes, estoy a vuestra disposición :)

3 comentamientos:

Mangamoncio dijo...

Ay, qué nostalgia. Este post me ha recordado las horas muertas que me tiraba yo con el Civilization o con el Colonization de Sid Meier. Y no te digo ya con el PcFútbol, el Commandos o las aventuras gráficas de LucasArts...

¡Buen viaje!

Black Hole dijo...

Fua... yo creo que alguna asignatura de la carrera estuvo a punto de ser suspendida por este juego ^^U

Paranoid dijo...

Y te olvidas de lo mejor, ¡¡Se puede jugar en red!!