Ande, ande, ande...

No me gusta que nos invadan las tradiciones que no son españolas. Puede parecer un comentario facha o lo que querais, pero no le veo el sentido a salir a pedir caramelos en Halloween o pedirle los regalos a Papá Noel, por ejemplo. Las navidades españolas son las de lotería de navidad, nochebuena en familia, nochevieja de farra y epifanía de ilusión y Roscón.

Ahora bien, hay algo que erradicaría de la navidad patria, y son los villancicos. La semana pasada en los desplazamientos a La Haya, Iberia -además del también tradicional retraso en el vuelo de vuelta- nos ayudó a pasar mejor el despegue y el aterrizaje pinchando por los altavoces una sucesión de villancicos. Resultaban tan molestos que ni nos dimos cuenta de los movimientos del avión. Pero lo divertido de verdad eran las caras de los Neerlandeses mirándose unos a otros diciendo algo ininteligible, pero que apuesto a que era algo en plan "qué es esta mierda"

¡El video es lamentable, pero el audio es increible!

Entiendo que de niños nos gusten, e incluso vayamos cantándolos de puerta en puerta a cambio de unas míseras monedas para todo el grupo de niños cantores. Es la típica canción hueca con sonido divertido (e.g. Ay, que chiquirritín, chiquirriquitín), y por lo tanto puedo entender que en centros infantiles los tengan puestos. Pero ¿por qué ponerlos en el hilo musical de una oficina durante una jornada laboral de 9 horas? ¿Porqué crear luces de navidad con sonido y tenerlas sonando durante toooodo el santo día?

Así que en esta faceta me sumo a la tendencia americana. Prefiero a Frank Sinatra, Bing Crosby, Mariah Carey, Boney M. o incluso Raphael cantando "canciones de navidad" a un grupo de niños proclamando con sus agudas voces que a San José le han robado la ropa interior. Y ojo, esto, en pequeñas dosis. Que incluso en Navidad lo bueno, si breve, dos veces bueno.

6 comentamientos:

Silvia dijo...

¡No te gustan los villancicos porque no has estado esta tarde en el festival de navidad de mi colegio! (Soy profe) Estoy contigo en que los típicos y machacones acaban hartando... Por eso mis niños de 5º Ed. Primaria han cantado una versión de "Me enamora" de Juanes pero cambiando la letra por un mensaje navideño...¡Hay que innovar!

Un saludo!

Disquete Enmascarado dijo...

Silvia, si se innova la verdad es que hasta puede que los escuchase.

A mi lo que me mató fue una nefasta navidad en Málaga, cuando estudiaba allí. Resulta que vivía en un piso de una barriada tan nueva que lo único comercial que tenía era un Carrefour.

Pues los muy graciosos no tuvieron otra idea que emitir villancicos en su variante disco rayado durante todo el horario comercial.

Se escuchaban tan mal que no eran reconocibles y todos sonaban igual de irritantes.

Por culpa de ellos procuraba pisar la casa sólo para dormir, fuera del horario comercial.

Ucedaman dijo...

Por partes:

Los odiosos son los tradicionales, y su odiosidad se multiplica exponencialmente con cada repetición. Especialmente si son consecutivas.
Sin embargo, contra las canciones de temática navideña sin niños chillando ni rasgueo de botellas de anís no tengo nada.
Las canciones estandar adaptadas con letra navideña... bueno... de esas no se puede generalizar. Pero recomiendo "Christmas is all around" de la BSO de Love Actually.

Segundo:
¿Los del Carrefour emitían villancicos ¡¡Por el lado de fuera!!? Eso seguro que viola algún derecho humano...

Y una reflexión general. ¿Los villancicos los han grabado así de agudos, o es que ponen el disco a 45rpm?

Mangamoncio dijo...

¡¡Yo también me sumo a la tendencia americana!! I'm dreaming of a white Christmas...

Black Hole dijo...

Muerte a los villancicos... ¡¡gasolina y fuego!! ;)

Slim Ficky dijo...

Cualquier cosa repetida hasta la saciedad acaba hartando. Y los villancicos no iban a ser menos. Así que tenedlo en cuenta cuando en alguna macrotienda algún empleado tenga mala cara.
Os dejo un regalito para que podáis opinar del villancico de Silvia ;)
Villancico