Clásicos sanos

Hace mucho muuucho tiempo de la primera vez que lo ví. Tanto, que en la caja (porque por aquel entonces los juegos de PC venían en una caja de cartón grande) ponía como requisito que necesitaba ratón para ser jugado. Lo descubrí la misma tarde que el "Día del tentáculo", otro juegazo mítico. Sin embargo este era otro estilo, era el primer juego de simulación que probaba, y los gráficos eran excepcionales. Su título: "Theme Hospital"

El juego consiste, como parece previsible, en planificar y dirigir una serie de hospitales, hasta cumplir unos niveles mínimos de reputación e ingresos. La construcción de las consultas, la inversión en investigación, la contratación del personal e incluso la distribución de las máquinas de Coca-cola son tu responsabilidad. Ah, y por supuesto, la curación de los pacientes.


Desde mi punto de vista lo mejor del juego es lo divertido que es. Las enfermedades son disparatadas. Entre otras tenemos el "Síndrome de Rey" que hace que el paciente se pasee vestido de Elvis (y algunos pueden llegar a morir de eso); la descomposición que aparece como debida a comer pizza del suelo de la cocina; o mi favorita, la úlcera gástrica, cuyos síntomas son "El paciente no tose, pero tampoco tiene paredes en el estómago".

Legiones de pacientes aquejados de todas estas y mas, pasaron hace años por los hospitales que construí en mis viejos ordenadores, hasta que el Theme Hospital cayó en el olvido sustituido por juegos más modernos y vistosos. Pero el otro día me enteré de que existía para PSP y ya me he hecho con él. Se controla bastante peor que con el ratón, pero la esencia es la misma. Y es que está demostrado, tanto en la medicina como en los videojuegos, por muchos avances que haya, a veces lo mejor es lo tradicional.

3 comentamientos:

Markos dijo...

Con los juegos hay veces que prima más el contenido, algo que te provoque adicción que los efectos tecnológicos que lleve.

Tengo que probar algún juego retro de la nintendo ds

Salu2

Disquete Enmascarado dijo...

¿Te puedes creer que todavía no lo he probado? Me apunto la recomendación para que suba puestos en la pila de "por jugar".

David dijo...

Me encantaba este juego.

Siempre recordaré tambien con cariño el Theme Park, en el que gestionabas parques de atracciones y hacías que en los puestos de patatas se les añadiera más sal para vender más refrescos...

Tambien los de la saga SIM (menos el SIMS) como:

Sim City, donde construias tu ciudad.

Sim Earth donde jugabas con GAIA y decidias los destinos del mundo...

Sim Ant, donde decidias como expandir una colonia de hormigas.

Todos eran muy originales y adictivos.