Crónicas desde la vida real, año I

Tal día como el que debería haber sido hoy, pero el año pasado quedó escrito en la historia como el primer día de mi vida fuera del nido paterno. Un momento que ahora parece quedar muy lejos, pese a que este primer año en el lado independiente de la vida se ha pasado a una velocidad increíble. Como siempre que se alcanza u número redondo de algo, o que se celebra un aniversario es tradición lo de hacer una retrospectiva, no voy a ser menos...

Echando la vista atrás a este año, hay dos conceptos clave que lo resumen. Libertad y Responsabilidad. Es estupendo lo de ser absoluto dueño de tu tiempo y de tu espacio. Poder ir y venir a placer, organizarte tu tiempo sin restricciones y sin esperar/temer reproches. Poder dejar algo en un sitio y saber que cuando vuelvas de trabajar seguirá ahí...
Pero de igual manera, muchas cosas que antes se hacían solas ahora recaen en tu jurisdicción, y has de sacrificar parte de tu tiempo para llevarlas a cabo.
Podríamos decir que se tiene menos tiempo libre, pero que a su vez este ahora es totalmente libre.

Camisas
Las responsabilidades puedes administrarlas a tu gusto. Si un día no te apetece planchar, no planchas. Pero una mañana abres el armario, ves que lo único colgado es el "Polil" y entiendes que no tienes más remedio que ponerte a domar arrugas.
De vez en cuando hay que hacer zafarrancho y sacrificar una jornada para poner todo en orden, y cuanto más tardas, más tienes que currar. Hoy por ejemplo he estado aspirando pelusas, y debajo de una he encontrado una mandíbula de Homo Antecessor.
Y luego están las responsabilidades con las que no contabas cuando te independizaste, como el recibo del seguro de hogar, las reuniones de vecinos, labores de pocería ocasionales...

Lo de poder organizar fiestas en tu casa, o que venga alguien y tener que cocinar o aunque solo sea sacarle una cerveza de la nevera está a caballo entre la responsabilidad y el ocio. Saber que tu casa es una alternativa más para pasar las noches de amigos es una sensación estupenda, y ver que la gente se lo pasa bien, es toda una recompensa. Espero que en este año 2 sea una de las cosas que aumente con respecto al uno. Y a ver si me activo de una vez y empiezo a recuperar iniciativas que han caído en el olvido. Tengo los medios, y ahora la experiencia suficiente. Ahora que sólo yo marco los límites, tengo que ponerlos mucho más lejos.

1 comentamientos:

Black Hole dijo...

La verdad es que yo ya estoy un poco cansado de la independencia, las cosas como son, 13 años son unos pocos ya con ella xD