Viejas cenizas

Desde la aparición de McNamara y Almodovar, no se recordaba ningún hecho que animara tanto la noche madrileña. Hace dos años (y tres días) la gente ignorando el frío invernal salía a la calle a disfrutar de los efectos del tabaco. Porque, sí amados lectores, parece ser que fueron unos cigarros mal apagados los que prendieron fuego al edificio Windsor.
Una construcción emblemática de la ciudad de Madrid, pero que se había estancado un poco en la mediocridad, a mi juicio. En el rectángulo de AZCA en el que se encontraba, habían construido rascacielos mucho más altos y vistosos, que dejaban a esta mole de hormigón y metal un poco a la sombra. Muchos al pasar por la castellana le miraban, pero pocos le veían ya como lo que era, un coloso de 28 plantas. Así que como dicen que es mejor quemarse que apagarse poco a poco, el Windsor lo tomó al pie de la letra.

El Windsor, mientras era pasto de las llamas

Tras un puñao de horas regalando al pueblo de Madrid una antorcha con la que alimentar su sueño olímpico, el incendio fue sofocado y no quedó en pie más que un oscuro armazón de hierro coronando una enorme pila de escombros. Durante meses, los medios de comunicación estuvieron viendo fantasmas a través de sus ventanas en los videos caseros que la gente grabó, porque en la era de la masificación camaradigitacional que vivimos, nadie es capaz de asistir a un espectáculo sin inmortalizarlo con su aparato. Al final no quedó claro si las sombras eran los pirómanos, los bomberos, los talibanes, los teletubbies o Iker Jimenez con un quinqué. Pero con el interés de esa noticia se fue muriendo también la memoria del Windsor.
Así que, aunque solo sea por esa noche de sábado delante de la tele que nos regaló, desde aquí un recuerdo a ese gigante de 106 metros de altura que el fuego se llevó.

6 comentamientos:

hh dijo...

Cómo me dolió que cerraran el Ministerio de Fomento por miedo a que se cayera y no el de Trabajo que era en el que me encontraba trabajando.

Grandes recuerdos también los de las cenizas cayendo sobre mi pelo esa noche del sábado.

Mrs dijo...

Comparto tus recuerdos ;p

Una noche de bonitas imágenes. El fuego, a pesar de todo, siempre me atrae de una manera especial.

Black Hole dijo...

La verdad es que la imagen que has puesto no tiene precio ^^U

Pedro dijo...

sorprendente, porque en las charlas de antes o despues del bocata en el curro, ha salido el tema windsor, bueno realmente si alguien dudaba de que al final con el solar se quedaba el corte inglés y su expansión. Tiembla Torre Picasso. Por cierto si esto fuera una peli de los yankis, mrs seria el principal sospechoso por su comentario anterior.

Paranoid dijo...

¡¡Pero de donde sacas imagenes como esa!!
La verdad es que esa noche el Windsor tuvo mas éxito que cualquier zona de botellón de Madrid.
Pero para la próxima que avisen con tiempo, que hasta el día siguiente por la mañana no me enteré...

Anónimo dijo...

Es un plagio descarado de http://deigote.blogspot.com/2006/03/pasto-de-las-llamas.html