Non stop

Como dice Búnbury en "Maldito Duende" sé que últimamente, apenas he parado pero ahora por fín tengo la ocasión de divagar.

Hace tiempo Patch propuso una campaña de positivización del año. Al final cuando haces recuento del año siempre te acuerdas de las cosas malas, así que su idea es hacer una lista de las cosas buenas que van pasando cada día. Yo en un principio pensé en adherirme a la causa y dejé lista una hojita de papel para ir apuntando. Cuando me dí cuenta que las cosas buenas de cada día eran siempre las mismas abandoné la causa. Y lo que era una buena idea solo sirvió para evidenciar lo malo.
Pero el pasado viernes (como dice esta vez Mecano) la tortilla dió la vuelta y desde entonces prácticamente todo ha sido un torrente de cosas buenas. Tantas tantas tantas, que no he tenido tiempo ni de parar a contarlas.

Todo empezó el viernes junto a unas tortugas, si hacemos caso a las supersticiones allí encontré un amuleto de la suerte. Y se puso a funcionar arreglándome la tarde, y en definitiva el fin de semana. Llenándolo de lo que más falta me hacía, energía positiva.

Con esta energía, el domingo empecé a moverme con intensidad de cara a encontrar un trabajo. Y funcionó porque el lunes no encontré uno, sino dos. Y lo mejor de todo, el que yo quería. Ya hablaré en detalle de todo ello, ahora sigamos con la semana. El martes para cubrirme las espaldas fui a la entrevista del "trabajo plan-b", porque nunca se sabe. Y llegó otra de las cosas buenas que más necesitaba, una inyección de Autoestima. Porque normalmente (al menos yo) las cosas que haces sin que te cueste un especial esfuerzo, no las valoras en su justa medida y el martes me hicieron ver que en realidad valgo más de lo que pienso, y es guay.
El miércoles era el gran día, se hacía oficial el curro nuevo, y así fue. Tras tres meses de persecuciones, esperas interminables, nervios, pruebas e inoportunas casualidades, un garabato con mi nombre se guardaba en el cajón que tanto tiempo lo había esperado.
Para el jueves llegaba la cruz que es el principio del fin. Decirle a los futuros exjefes lo que mismo que Joaquín Sabina en su soneto.
Este pez, ya no muere por tu boca
Este loco se va con otra loca
Estos ojos, no lloran más por tí
Y luego decírselo a los compañeros y recibir toneladas de muestras de cariño. Que siempre vienen bien, pero a mí esas cosas me hacen un nudo en el pecho. Y por la tarde, Les Luthiers, pero esa es otra historia, y será contada en otra ocasión...
El viernes llegaba a su fin la parte presencial del Master, y llegó la segunda inyección de autoestima de la semana. Ironías de la vida, viendo la nota que he sacado soy yo el que se muere de la vergüenza, cuando a los que debería darles vergüenza es a los que en el trabajo me valoran... pero en fin, quedan un par de días...
Y así llegamos al sábado, con Escher por la mañana, una excelentemente anfitrionada (si no existe ese verbo, debería) fiesta por la tarde y la noche, por fin, de nuevo a solas con el amuleto, saboreando una felicidad que hacía meses que ni imaginaba y mirando una luna irreal.
Un fenómeno que se dá muy pocas veces en la vida, lo mismo que una semana así de excelente.

PD.- Las encuestas, para mañana ;)

6 comentamientos:

Mangamoncio dijo...

¡¡Me alegro mucho por ti, amigo Ucedaman!! Ojalá que siga esa buena racha y que continúes compartiendo esas buenas noticias con nosotros. Un abrazo y suerte en el nuevo curro.

Patch dijo...

Felicidades!

Ya te invitarás a algo para celebrarlo,¿no?

Disquete Enmascarado dijo...

Mira que te lo tenemos dicho, que usted vale mucho más de lo que se cree, hombre.

Me alegro por varios motivos:
1.-Al fin ha ganado autoestima
2.-También ha ganado un papel de los que ponen felices a los de rrhh. Los conocimientos ganados no los valoran tanto, desgraciadamente
3.-Pasa al trabajo soñado
4.-Puede darse el gustazo de decir adiós a un jefe
5.-Podrá volver a dormir los Sábados por la mañana!!
y 6.-Si le gustó el día de despedida de todo el mundo, todavía le falta la ida para recoger la liquidación

Mucha suerte, ucedaman

Paranoid dijo...

¡¡¡Disidenteeeeee!!!
La de tiempo que llevaba guardando la frase, que ha gusto me he quedado :-)

Black Hole dijo...

Jejejeje... yo también me apunto...

¡¡¡¡Disideeeeeeeeeente!!!!

Chandler M. Bing dijo...

¿Lo de las tortugas fue en Atocha? ¡Porque nunca las había visto!