La ciudad (hoy) no es para mí

Me considero urbanita, sin ningún tipo de complejo al respecto. Claro que disfruto de unos días en el mundo rural desconectando de todo, o en un pueblo o ciudad pequeña de provincia, pero dónde de verdad está mi sitio, es en la gran ciudad.
Me gusta la tranquilidad de tener un transporte público regular, saber que si necesito comprar algo voy a poder encontrarlo sin salir del municipio, poder salir de fiesta tres semanas seguidas sin repetir sitio o incluso sin repetir zona...

Si embrago, hay dos o tres días al año en los que me gustaría vivir lejos del mundanal ruido. O para ser más precisos, lejos del mundanal brillo. Este año esos días son hoy y mañana, los días de mayor actividad de "Las Lágrimas de San Lorenzo" o las Perseidas como son conocidas por los que saben de esto.

En Baza en Mayo se veían las estrellas de maravilla
Estrellas

Todos los años por esta época nuestro planeta atraviesa los restos de la cola de un cometa, y la gravedad demuestra que sabe hacer algo más que tirarte el café en la corbata y atrae dichos restos hacia la atmósfera terrestre, donde se queman dando lugar a lo que conocemos por estrellas fugaces. Si teneis curiosidad por el asunto, aquí hay información detallada.

El peor enemigo para la visualización de estos fenómenos astronómicos es la contaminación lumínica, o dicho de otra manera la cantidad de luz que las farolas mandan p'arriba en lugar de p'abajo. Hace un rato estuve en la terraza, y pese a ser un 12º sólo vi tres estrellas en 10 minutos. En un lugar sin luz residual hubiese visto unas 15.
Si teneis la oportunidad, elaborad una lista de deseos que pedir y acercaos a una zona sin farolas alrededor la noche del martes 12 al miercoles. Podreis disfrutar de una Lluvia de Estrellas ¡y sin Bertín Osborne!

2 comentamientos:

Black Hole dijo...

Te aseguro que es impresionante poder ver un cielo estrellado en todo su esplendor

Brie dijo...

Buf, la última vez que vi un cielo así fue hace 3 años, en un pueblecito perdido de Granada... desde entonces, el día perpetuo que parece hacer en Barcelona no me deja ver las estrellas, ains... :(