Otro hito

La vida sigue pasando ante mí a gran velocidad. El verano ya ha cruzado su ecuador y yo sigo blanco como la cal y sin planes para las vacaciones. Los pueblucos de los alrededores empiezan a anunciar sus fiestas... Todo esto no hace más que acentuar el veloz paso del tiempo, y que cada día que pasa me voy haciendo más viejo.

Así que, pasó lo inevitable y finalmente llegó el día en que tenía que dar el siguiente paso de mi emancipación. Mi primer plato de pasta.
Al principio del proceso tenía espaguetis, chorizo, jamón, cebolla, ajo, tomate frito, sal, pimienta, aceite y margarina.
Al final tenía esto.

Mi primer plato de espaguetis
Aunque el ajito y la cebolla se me han quemado un poco, he quedado plenamente satisfecho (en lo que al sentido del gusto se refiere) con mi primera aventura con la pasta como plato principal. Ya le he cogido el punto a la sal (creo) y espero pronto entender cuando hay que poner el fuego fuerte y cuando más lento.

Ahora tendría que marcarme una tercera estación de este viaje por los platos más simples de la cocina, pero no sé cual viene ahora. Ya he cocido arroz blanco, he preparado pollo Tandoori (¡Gracias LIDL!), infinidad de ensaladas, alguna parrillada de verduras... Creo que careciendo de horno no puedo avanzar mucho más sin pasar al nivel "medio". ¿Alguien tiene alguna sugerencia (y su receta)?

7 comentamientos:

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Te recomiendo dos clásicos:
la pizza al horno y la tortilla de patatas.
Cuando las domines, no habrá plato que se te resista y estarás hecho todo un "sheff" de la "nouvelle cuisinne"

Ucedaman dijo...

La pizza al horno sin horno puede ser un auténtico reto, pero me apunto la tortilla de patata como desafío 3
¡Gracias por darle un sentido a mi vida (culinaria)!

Brie dijo...

A ver cuando te invitas XD

Black Hole dijo...

Yo marque un antes y después con la tortilla ^^

Ucedaman dijo...

@Brie, en cuanto te pases por la capital del reino...

Slim Ficky dijo...

Ufff, la tortilla... Creo que es la auténtica prueba de fuego de cualquier cocinilla. Mi consejo: las patatas (y la cebolla) también se pueden hacer en el microondas: pelas, echas un chorrito de aceite, sazonas a tu gusto y a esperar a que se hagan. Menos grasa, más limpio y más fácil. :D

Brie dijo...

Pues... en breve, en breve :D ya te iré contando :p