Otra semana, otro libro

¡Y siguen cayendo! A este paso el blog se va a convertir en una colección de reseñas de libros, pero simplemente ha coincidido una serie de novelas cortas y fáciles de leer. Esta semana ha caido un producto nacional, "El príncipe de la niebla" del ahora celebérimo Carlos Ruiz Zafón.

La historia se ambienta en el sur de Inglaterra, en la época de la segunda guerra mundial. Una familia británica, agobiada por las noticias del frente, intenta buscar la tranquilidad en un pequeño pueblo pesquero. En él, la tranquilidad reina desde hace 25 años, aunque antes ocurrió una serie de misteriosas desgracias vinculadas a la casa que la familia ha comprado.



El libro me ha recordado mucho a "Los escarabajos vuelan al atardecer". Lo protagonizan adolescentes que investigan lo sucedido en la casa años atrás, hay sucesos paranormales, maldiciones, y adultos que saben más de lo que parecen. Además, y como el propio autor dice en el prólogo, es el libro que le gustaría haber leido a los 17 años, por lo que el lenguaje y las historias son muy acordes a esa época de nuestras vidas.

Si os apetece una historia absorbente a la par que ligera, para leer en el tren o en la playa, este libro es ideal. Si sois de los que buscais un significado metafísico en cada línea tratando de encontrar el simbolismo que el autor quiere expresar bucaos otro libro. "El príncipe de la niebla" es una dos veces buena historia (por lo breve). Sutilmente por encima del cuento corto, pero igual demasado corta como para pagar lo que piden por tratarse de la ópera prima de un autor de éxito.
¡Estupenda para redescubrir la biblioteca de vuestro barrio!

3 comentamientos:

Brie dijo...

Niño, pero tú duermes o qué? tanto libro, tanto libro... y te lo dice la que se quedó miope por leer tanto :D petonets!!

supergarban dijo...

¿No te pareció que se iba volviendo flojillo conforme avanzaba?

Ucedaman dijo...

@supergarban:
Sí y no, es cierto que los primeros capítulos auguran una buena historia, y a medida que se van resolviendo los enigmas acaba cayendo en los tópicos... Pero siempre viene bien una ración de tópicos de cuando en cuando ¿no?