Baahó

Eso es lo que me contestan cuando pregunto dónde voy a pasar el fin de semana.
Por si no lo habeis identificado, es una provincia extremeña y no es ni Cáceres ni Alcorcón (sí, hay mucho "acho" por aquí...)

La cosa es que el bueno de Caglello se curró sus exámenes del ICEX y consiguió ser becado con un añito en Rio de Janeiro. Y ese año comienza prácticamente ya. Como además ha sido su cumpleaños a principio de mes y quería congratularse a la par que despedirse pues ha creado el "Día de Campo do Pedrinho Carioca" en su finca que incluye campeonato de Karting, Barbacoa y fiesta Brasileira.

"¡Eu quero vocé de venir a Baahó com o Pedrinho Carioca!"

La cosa es que la finca está en Baahó, y eso implica cuatro horitas de viaje que haremos mañana. A la mañana siguiente cruzaremos la frontera, como los proscritos y en Évora disfrutaremos de entrenamientos, calificación y carrera en Karts de (si no me he enterado mal) 270cc. Luego retorno a casa, Barbacóa en el jardín y casi se empalmará con la fiesta nocturna que a su vez casi se empalmará con el domingo prácticamente.
Como cosas a resaltar, pues que somos unos quince para cuatro camas. Asi que voy a dar un paso más en mi faceta de hombre aventurero y voy a dormir por vez primera en saco. Soy un triste urbanita, lo sé...
El resto de cosas a reseñar, a la vuelta, el lunes.

2 comentamientos:

El Miguelo dijo...

¡Uaaaa! ¡Vaya plan!

Cuando leas esto ya estarás de vuelta, y ya contarás como ha ido la descarga de adrenalina en Evora. La sensación de lanzarse a unos 90 - 100 por hora en un kart con el culo a 10 cm del suelo es alucinante. La primera vuelta vas estudiando el cacharro. La segunda, que ya vas explotando sus posibilidades, coincide con la desaparición de los atributos masculinos de su ubicación habitual. La tercera vas cambiando la sensación de acojone por una sensación de placer tan rápido como te vas convenciendo de que es practicamente imposible volcar el engendro. Y cuando ya le has cogido la medida y te lo estas pasando de miedo, sale un señor y te hace señas para que pares.

Patch dijo...

No me creo que nunca hayas dormido en saco, vas a flipar con la experiencia. Un besote y ya te contarás...