La dieta blanda (y la madre que la parió)

Como en aproximadamente 8 de las 10 últimas veces que he ido al médico, la razón de mi falta de salud es el aparato digestivo. Esta vez se trata de una gastritis que me mantiene enclaustrado en casa desde el sábado. Algunos direis, "¡qué guay asi te libras de ir a currar!" Pues en mi caso os equivocais, estar encerrado en casa me agobia mogollón, me aburro enseguida. Además básicamente he estado el mismo tiempo en el baño que el que hubiera pasado en la oficina. Si tuviera la costumbre de llevarme un libro me podría haber terminado la enciclopedia británica.


La cosa es que no hay medicamento para el tema,y la única solución que me dan es pasarme una semana de "dieta blanda", comiendo lo mínimo posible y bebiendo lo máximo posible. Por si alguien no está familiarizado con el tema, la dieta blanda consiste en comer solo cosas sin apenas sabor ni color, como arroz blanco, yogur natural, pescado hervido y puré de patata. La verdad es que como dieta es mejor que la de la alcachofa y rivaliza con la de la nasa pero como antidepresivo es una mierda. Estás con el estómago p'allá, de repente te entra hambre y piensas "Buen síntoma". Pero claro.. después piensas en el suculento plato de arroz con jamón york que te espera y zas.. el hambre queda en segundo plano detrás de las ganas de llorar.

En fin... lo miraré por el lado bueno. Con un poco de suerte me echan de la próxima pasarela cibeles.

3 comentamientos:

Disquete Enmascarado dijo...

¡Ánimo! No sé qué es peor, si la gastritis o la dieta blanda, pero son una putada que sufrí este verano y fue horrible.

Miremos el lado bueno, que después todo te va a saber a gloria.

¡Cuídate!

Dkeovkiel dijo...

Ahí lo ha dicho bien el enmascarado disquete... A partir de la semana que viene todo va a saberte como un manjar :)

Mangamoncio dijo...

Bueno, tampoco sigas al pie de la letra las indicaciones de estos dos caballeros. Que con eso de que todo va a saberte a manjar o a gloria, a ver si te va a dar por meterte un trozo de mierda en la boca...