24 horas

Por todos es sabido que esa es la longitud de un día (De hecho 23h 56m 4s, aproximadamente) pero hay días que se van antes y días que se hacen larguísimos. Hay días de los que solo aprovechamos unas horas y días de los que borraríamos la mitad. Pero que os voy a decir que no sepais...

Ayer con la cosa de la fiesta de mi empresa (la del menú exótico) el día se alargo más allá de sus 24 horas. Empezó a las 6:30 con el madrugón de rigor, y la jornada laboral de viernes, salpicada de emociones por despedidas, gratitudes, noticias y toda la emoción a flor de piel que arrastro desde el martes por culpa del momento Wii del que hablaba en el post anterior.


Sin pausa, salida del curro y a casa a comer. El bus tarda media vida en llevarme y casi mejor, así aprovecho para una microsiesta de esas que te aplastan la cara contra el cristal. En vista de lo que se prevé, cualquier minuto de sueño es bueno. Comida, ducha, afeitado y... zas hora de irse. Otra vez metro hasta Serrano y llegada justo a tiempo para el evento.
Y después, pues las guarradillas esas que nos traían para comer, vino blanco para acompañar y luego la barra libre... copas, conversaciones, risas, casi lágrimas, gritos, bailes, lo que hace de una fiesta una fiesta. Fiesta que tras mucho vagar por el Barrio de Salamanca (que es una cosa super guay, pero cuando no hace tanto frio) acabamos continuando en el Bourbon Café. Que si llego a saber lo del garrafonazo y la tónica Kas había ido Rita la cantaora...

Y al amanecer, desayuno y vuelta al hogar. Y pensando en lo mucho que habían pasado en esas 24 horas y en lo muy poco que se parecía mi estado de ánimo al de 24 horas antes. Un día guay, de los de marcar en naranja en el calendario.

3 comentamientos:

Alucard dijo...

Vaya fiesta amigo Uceda... La verdad es que ha habido de todo... Conseguimos que Zayda nos hiciese caso y se soltase el pelo, Bernardo no se quitó la corbata, Guillermo se pilló un pedo del copón, vimos como todas las Ydilas estaban radiantes, en especial Anita Laboisse la cual ha sido nombrada Miss Ydilo oficialmente... También hubo alegrías, porrazos, cuernos, jolgorio, bailecitos, abrazos... Y un millón de cosas más típicas en estas fiestas de empresa... Que pena que al final cada uno tirase para un sitio... Y yo aquí, un sábado a las 0:45 de la noche, que acabo de llegar de la gala de los 40 principales y tan solo he dormido 4 horas desde el viernes...y si chicos, estoy cansado y me voy a dormir... Mañana será otro día y ya comentaremos entre todos los sucesos de esta "original" party Ydilo 2006...

Dkeovkiel dijo...

Me alegro ;) Mi primera Ydilo-fiesta a la que no voy, jop :/

Anónimo dijo...

La verdad es que fue una buena fiesta, amigo Ucedaman... Menudas risas me eché con Kikolín, Fi y otros grandes compañeros... Hubo pedos memorables, bailes imposibles, llantos, carcajadas... Hasta temazos de Pearl Jam... Eso sí, discrepo respecto al título oficial de Miss Ydilo (con todos mis respetos hacia una guapísima y simpatiquísima Laboisse, que ocuparía sin duda un puesto de Dama de Honor al lado de la vencedora), pero ya sabéis lo que dicen: sobre gustos no hay nada escrito...