Le voyage rapide

Si todo va bien en breve estaré disfrutando de las placenteras estrecheces de cargar con una hipoteca, y estaré -como decía El gran chiquito- tan pobre que tendré que freir los huevos con saliva.
Pero de momento por suerte o por desgracia todavía llego a fin de mes, y ese estatus me da libertad para aceptar todo tipo de propuestas y ofertas de viajes. Así que lo he vuelto a hacer.

En poco más de siete horas un avión destino París me tendrá dentro, y me dejará en la capital de los croasanes (con el permiso de Viena) hasta que vuelva el próximo miércoles. Más o menos en tres días da tiempo a ver por fuera todo lo interesante y con ratitos suficientes como para tomarse un cafe au lait calentito de vez en cuando (que va a hacer falta) y para subirse a los sitios altos a sacar fotazos.

Ya me he aprendido todo el vocabulario interesante


Esta vez no creo que tenga tiempo de escaparme por las tiendas frikis a comprar japonesadas com la última vez, y dudo que me vuelva a encontrar a Madonna en albornoz por la calle. De momento con que no me llueva demasiado ni me haga alguna putada la huelga que tienen montada, me daré por satisfecho.

Y nada, prometo escribir a la vuelta y poner fotitos como de costumbre. Y anticipando que alguno de vosotros me lo diga, también prometo pasarmelo muy bien.

Orguar!

1 comentamientos:

Black Hole dijo...

Alaaa... ésto.... no te olvides de ver arte moderno ;)