Si Juan Valdés viera esto

En algún sitio leí que los informáticos somos criaturas que transformamos café en programas, y la verdad que el que dijo eso nos tenía calados. Os podría dar una larga lista de gente que sin café no es persona. (Y otra lista de gente que pese al café no es persona, pero eso para otro post)

Debido a esta circunstancia existen en mi oficina un par de cafeteras en funcionamiento casi perenne que abastecen a las personas que trabajamos allí e incluso a los jefes. Pues esta mañana por algún tipo de error de cálculo ha empezado a brotar de ambas cafeteras un líquido de una asquerosidad indescriptible pese a la riqueza del castellano. Ha habido que limpiarlo todo y volver a poner las cafeteras a funcionar.

Encima los vasos son tan finos que te quemas los dedos...

Para evitar la demora en la ingesta de cafeina que esto ha provocado, los zombis de este animado carbohidrato han optado por recurrir a la máquina de café de la zona de vending. (Que debe ser el gerundio del verbo "to vend" ¿¿??)
Doy por hecho que todos habeis tomado uno de esos cafés, que no saben a café, que no tienen color de café y que en lugar de posos dejan algo parecido al carbon vegetal. ¿Habeis pensado que hay gente que vive gracias al dinero que dejamos en las máquinas por tomar este café de garrafón? ¿Tan necesitados estamos de cafeina que hemos de recurrir a algo que deja nuestro píloro a punto de nieve?
Yo, cuando tengo que elegir entre el café de vending y no tomar nada... lo pido con extra de azucar. :¨(

4 comentamientos:

Dkeovkiel dijo...

¿Y la cocacola?¡Ya nadie se acuerda de ese líquido protector de neuronas y aniquilador de estómagos!

Paranoid dijo...

Y el chocolate, no nos olvidemos del chocolate (el que venden en supermercados, digo). Cierto que hace falta medio kilo para igualar un café, pero si hay que hacerlo se hace :-)

applewhat dijo...

Si lo que necesitas es cafeína te podrías pasar al RedBull, que es lo mismo pero en dosis semanales en vez de cada 8 horas (y está igual de malo).

Y ahora un chiste sobre el café del que me acabo de acordar, más viejo que mear en pared:

Un amigo le dice a otro que llevaba una barba de 3 días:
- Hay café
Y el otro responde: - Ya, en cualquier bar.
- No, que hay CAFEitarse
- Ya, en cualquier BARbería

Perdón :)

Mangamoncio dijo...

Yo probé un día el café de esas máquinas y desde entonces sólo soy capaz de articular palabras que empiecen por equis. Mi vida social se ha visto perjudicada considerablemente (es complicado ligar utilizando en una misma frase "xilófono" y "xenofobia") así que me he pasado al té con pastas...