Barbacaciones

Igual este es un post para hombres, porque la mujer sufre el vello corporal en silencio y sin demasiada capacidad de elección. Pero es que he observado en mis propias carnes y en la de algunos de los que me han rodeado a lo largo del tiempo que existe una íntima relación entre las vacaciones y la longitud de la moqueta capilar que muchos llevamos en la cara.
Y es que resulta paradójico, pero durante el ritmo laboral diario de nueve horas en la oficina y dos y pico en el transporte público, siempre acabas encontrando (aunque sea a regañadientes) un rato para afeitarte. En contrapartida, ¿os habeis fijado en cuanta gente que coge vacaciones vuelve con unos matojos de proporciones bíblicas? Yo sin ir más lejos me he pasado toda la semana lejos de la cuchilla y si ahora mismo saliera a la calle persiguiendo un balón de voley gritando "Wiiilsooooonnn" nadie notaría la diferencia entre Tom Hanks y yo (bueno sí, el que se fijara en mi bamboleante barriga).

Un apunte: Aunque ya tenga cámara digital, esta foto no es mía ¿eh?

Pero es mal de muchos, como ya os digo que he comprobado. La gente se olvida de rasurarse la cara durante la semana libre y cuando el último día se planta delante del espejo dice "¿Y qué hago yo con todo esto ahora?". Y lo que hace es o pasar del todo, o empezar por un extremo, despejarse un carrillo y mirar de nuevo al espejo. Aquí llega la segunda decisión, "¿sigo de la manera habitual o aprovecho que la zona circundante a la boca ha cogido consistencia y me dejo perilla?". Y luego está la versión vaga del problema que es "Estoy harto de quitar pelos ya, la perilla me la quito otro día". En cualquier caso, una vez has dado buena cuenta del area seleccionada, miras al lavabo y parece que hay un gato acostado.

Y así queda la cosa, llegas al curro el día siguiente y tras las preguntas de lo obvio (¿te has dejado barba?) llegan los comentarios "Pues te queda bien", "Te hace más mayor", "Me recuerdas a una novia que tuve"...
Y llegas a tu casa a la vuelta del primer día, te miras de nuevo al espejo y te dices, "pues me gusto" y en ese momento decides que a partir de ese día llevarás la barba... ... pues tal y como te diga tu novia/mujer/pareja. Seamos realistas.

2 comentamientos:

Black Hole dijo...

Te reíras de mi, pero mientras bajaba el post a toda velocidad a la altura de la foto (hay que recordar que escribo desde el curro), te aseguro que creía que eras tú :P xDDDD

*Rocío* dijo...

Puf, qué susto! Ya creí que te habías ido a sacarle la foto a Hagrid sin avisarme! ;-D

Yo también lo había comprobado con los individuos que me rodean, y es que durante las vacaciones parece que sale vuestro lado "cavernícola"... Sacáis la ropa "de campo", a trotar por el monte, y hala, barba al canto para no desentonar jajaja