Tanto y tan poco

Paradojas de la vida.
Esta semana me paso los días pensando en cosas que publicar en el blog. Así como hay días que no tengo nada que decir prácticamente y tengo que recurrir a soltaros algún monólogo pergeñado por mi mente desordenada, esta semana hay un montón de cosas que me gustaría contaros desde mi punto de vista. Podría contaros lo decepcionante que ha resultado el temporal de nieve que ha puesto hoy en alerta a la comunidad de Madrid. Pese a trabajar en el pasillo geográfico por el que llega el aire frío de la montaña hasta la capital, no he visto copos nada más que en los mapas del tiempo de la tele. Con la ilusión que me ha hecho salir del cercanías y ver el suelo blanco.. y era sal gorda para que no nos esmorrásemos con el hielo...

Podría contaros también que ahora está un poco más dificil aparcar en mi barrio, porque a escasos 200 metros de mi casa hay aparcados tres coches de policía que antes no estaban, por no habar de la cantidad de espacio que consumen las unidades móviles de televisión. Y es que es bonito que hablen del municipio en que vives por la tele, pero siempre que no lo pinten como la meca del barriobajerismo y a la tangana. Vamos a dejar las cosas claras, en Alcorcón hay bakalas pastilleros a porrillo y no organizan bandas para pegarse, se pegan de uno en uno porque se creen los más chungos. Ese es un hecho contrastado. De todo lo demás creeros la mitad, pero ya ahondaré en el tema.


Y podría hablaros, (e incluso poneros algún video) del lamentable espectáculo de ayer en la bolera del nassica, en la que comprobé con horror que el entrenamiento de los bolos del WiiSports sólo hace que sea igual de torpe, aunque con mucho mejor estilo.
O de la reunión de vecinos del pasado martes en esta mi comunidad, en a que la realidad supera la ficción con creces. Si el señor Cuesta tuviera que presidir este portal, se cortaría las venas con una hoja del cuaderno de actas.
O de tantos y tantos temas que durante el día me tienen como si estuviera jugandome mi futuro en el twister. Con un pie en el turquesa que parecía firme y se escurre, el otro apoyado en el amarillo pero cada vez menos, una mano alcanzando el punto tricolor rojo, blanco y azúl, otra mano que no sabe si apoyarse en el verde o no, y la mirada siempre perdida en mil puntos naranjas...

Pero es que, últimamente, me cuesta ponerme a escribir. Y además es tardísimo así que hoy tampoco escribo nada. Otra vez será.

2 comentamientos:

applewhat dijo...

Has conseguido combinar con estilo en un mismo párrafo expresiones como "pergeñar" o "pasillo geográfico" con el verbo "esmorrarse". Enhorabuena!!

Yo soy uno de los afortunados que ayer vio la nieve en Madrid. La vi en forma de 8 u 10 copos sobre el techo de mi coche. No me llegó para hacer una bola pero me hizo ilusión.

P.D. La publicidad de tu blog va a peor, me acaba de sobresaltar una canción de Alejandro Sanz :-S

Anónimo dijo...

Llevo cienes y cienes de noticias sobre Alcorcón, ya os vale, panda de macoys.

Yo sí que he visto nevar.

La semana que viene quedamos sin falta y me cuentas qué tal.

Besunos!